LA INFANCIA REFUGIADA

Unos 33.000 menores de 15 años se vieron obligados a salir de España durante la Guerra Civil hacia Europa, la antigua Unión Soviética y México.

Los principales destinos europeos fueron Francia, Bélgica, Gran Bretaña y Suiza. Las evacuaciones se hicieron por mar, entre marzo y septiembre de 1937, y en autobuses y trenes, entre octubre de 1938 y principios de febrero de 1939.

Ya prácticamente finalizada la guerra, a principios de 1939, unos 70.000 niños acompañados por sus madres u otros familiares cruzaron la frontera francesa.

Una parte de ellos fueron repatriados al terminar el conflicto, otros permanecieron durante años o de forma definitiva en los países de acogida, pero a todos les quedó para siempre la huella del exilio.

ENLACES DE INTERÉS: